24 ago. 2009

agua



Ahmed nunca había salido de Somalia antes.
Al llegar a España le pareció que casi no había tierra y era difícil ver el cielo.
Al principio ni siquiera podía entender a su familia de acogida, pero fue conociéndoles entre sorpresa y sorpresa.... todo era muy diferente aquí.

Cuando, al cabo de tres meses, Ahmed tenía que regresar a Somalia, su madre españla le explicó que quería hacerle un regalo a la madre somalí de Ahmed. "¿Qué crees que le gustaría?"

A Ahmed se le iluminaron los ojos mientras señalaba,
sin dudarlo,
el grifo de la cocina.





(esta ilustración está basada en una fotografía, pero no conozco el autor...)

3 comentarios: